BUSCA PLAYA >>>

LOCALIZA EN EL MAPA LAS PLAYAS DONDE ESTAMOS Y SELECCIONA TU PRÓXIMA SALIDA

DIARIO DE VIAJES >>

Realmente una gozada como se navega en esta playa

El hotel tiene una playa y vistas espectaculares.



>>>>XAVI. ALEMANIA/

FEBRERO 2015

DIANI BEACH:
KENIA

El viaje comienza en Frankfurt, la segunda semana de febrero. 

  

Por motivos de residencia, vuelo desde Alemania. Eduardo me recomienda comprarme yo mismo el vuelo por tener mejores ofertas con IP alemana que desde España (muy honrados). 

  

Una vez en Mombasa, me esperan en el aeropuerto con un vehículo ya habilitado para todo el material. Tras dos horas de coche, llegamos al hotel Keniaways donde voy a pasar 2,5 semanas. 

  

El hotel tiene una playa y vistas espectaculares. 

Durante el desayuno me toca pelear contra varios monos que me intentan robar cada día la comida. 

En el mismo hotel esta integrada la escuela y alquiler de material, aunque lo gestionan otra empresa, los residentes del hotel tienen derecho a guardar el material y el personal de la escuela te ayuda con el re/launch de la cometa. También están atentos por si tienen que asistir en perdida de tabla, caida de cometa, etc... 

  

 

  

  

EL viento empieza a soplar cada día entre las 11 y las 13h, entre 15 y 20 nudos  

En función del periodo lunar, la marea alta o baja coincide en distintos momentos del día.  

Durante la marea baja el agua es una laguna plana hasta el arrecife, genial para aprender y freestyle.  

Durante la marea alta hay un poco mas de ola, pero también muy bien para todo tipo de kiters, siempre que se sepa navegar upwind, pues volver andando con agua hasta las rodillas puede ser agotador. 

 

La playa es ideal para aprender, en mi caso el segundo día ya navegaba upwind y downwind, realmente una gozada como se navega en esta playa. 

En la playa hay algunos locales (beach boys) que intentan que les compres cualquier tipo de cosa, si se les ignora, dejan de ser pesados. No son nada peligroso, yo dejaba todas mis cosas en la playa y no las tocan. 

  

El ambiente es muy variado. Yo viajé solo y rápidamente conocí a otra gente y decidimos irnos juntos de safari en Tsavo-Est (dos días y una noche fuera) Una experiencia única, vimos leones, jirafas, zebras...y dormimos dentro del parque natural. Muy aconsejable. 

 

En Diani hay muchos otros hoteles y normalmente hace fiestas, etc...son ideales para ir cada día a uno a cenar y tomar algo. También hay tres centros comerciales, donde se encuentra de todo, incluso las ofertas para el safari. 

 

Saludos y buen viento. 

 

 

>>

DIANI BEACH:

KENIA

 
VER DESTINO >> COMPARTIR
 

DE LOS 8 DÍAS QUE ESTUVIMOS EN LA PLAYA DE DIANI, NAVEGAMOS 7

A LA MAÑANA SIGUIENTE NOS DAMOS CUENTA, QUE VERDADERAMENTE HA MERECIDO LA PENA PEGARNOS 24 H. DE VIAJE



>>>>ANTONIO. MURCIA/

AGOSTO 2012

DIANI BEACH:
KENIA

Todo comienza cuando partimos de Murcia rumbo a la T4 de Barajas, Madrid, dirección a Diani Beach, Kenya. El equipo lo componen siete personas de las que cinco integrantes practicamos Kitesurfing. Dejamos dos vehiculos en el parking de larga estancia. Siete horas de vuelo en una de las mejores compañías del mundo, Fly Emirates, dirección a Dubai. Permiten llevar material de Kite sin suplemento siempre que el peso no exceda de los treinta kilos y no supere dos metros de longitud. Hacemos escala en Dubai, cuyo aeropuerto es espectacular, lleno de Jeques Árabes con sus vestimentas y sus Rólex para nuevamente con Fly Emirates dirigirnos a Nairobi, cinco horas. Una vez alli cogemos un vuelo local en turbohélice con la compañia keniata 540 con dirección a Mombasa, una hora de vuelo. Un transfer nos recoge las maletas y equipos de kite y nos traslada por carretera y de noche hasta nuestro destino final, Diani Beach. Son las 23:00 horas y con lo agotados que vamos nos acostamos a dormir. 

  

A la mañana siguiente nos damos cuenta verdaderamente que ha merecido la pena pegarnos veinticuatro horas de viaje, incluyendo las esperas en los aeropuertos. El sitio es una maravilla. Arena blanca, playa inmensa, agua cristalina y zonas con color turquesa como siempre había soñado. Al fondo, a unos 700 o 1000 metros se divisa la barrera de coral donde se aprecian unas olas impresionantes rompiendo. 

  

Esta soplando y sin pensarlo montamos los equipos y nos metemos al agua a navegar. Serán las ocho de la mañana. A las nueve y media nos avisan que esta el desayuno. Bajamos las cometas y nos lo tomamos en el porche de nuestro Bungalow. Fruta recien cortada, mango, sandía, plátano, ...café, tostadas, ...y una vez repuestos a navegar otra vez. Suele soplar entre catorce y veinte nudos todos los dias desde por la mañana, luego baja al medio dia y por la noche, vuelve a subir. No sabemos por qué en la orilla suele estar muy flojo pero avanzados unos metros y hasta el arrecife hay unos dieciocho-veinte nudos. 

Es agua plato mayoritariamente para practicar maniobras y navegar plácidamente. Dentro de la laguna, sólo hay un poco de ola cuando sube la marea. Y hasta el arrecife no encuentras verdaderas olas. Tormos de dos o incluso de tres metros. Algunos dias nos acercabamos dabamos unos saltos y nos volviamos. No abusabamos para no encontrarnos con alguna sorpresa en forma de aleta dorsal. La rutina no está nada mal en un lugar como éste: te levantas. Navegas. Desayunas. Navegas. Te bañas en la piscina. Navegas. Comes, duermes la siesta en la hamaca bajo los cocoteros con baño en piscina. Navegas... ¡jajaja! ¿mola verdad? 

  

De los ocho dias que estuvimos en la playa de Diani navegamos siete. Uno de los dias no termino de subir el viento y por 80$ (64€) alquilamos un barco típico de la zona y nos llevo al arrecife en cuanto bajo la marea para hacer snorkel. Esta lleno de vida, corales, peces de colores, almejas gigantes, estrellas de mar, rayas... y por supuesto con el agua absolutamente cristalina. 

Como anécdotas de kitesurfing, el tercer día coincidió que habia luna llena y que soplaba por la noche unos 18 nudos. No nos lo pensamos y a las 23:00 horas, cuando la luna estaba en lo más álgido, nos metimos a navegar. Cuando ibas hacia dentro el mar estaba todo iluminado por la luz de la luna pero cuando regresabas no se veia nada por lo que en la orilla pusimos a un amigo que nos acompañaba con una linterna para hacernos de faro y ceñir hasta donde estaba él. El típico amigo linterna que todos tenemos, jajaja. Y lo más grande era que el placton, muy abundante en la zona, al cortar el agua con la tabla, se iluminaba con una fluorescencia maravillosa, era algo increible. Las sensaciones fueron esa noche de gran satisfacción. 

  

Otra mañana nos levantamos con lluvia pero como soplaba nos metimos a navegar, fue otra gran sensación, cielo gris, agua color turquesa y lloviendo capas finas que te acaraciaban el rostro: otra gran experiencia. 

  

Cuando la luna llena fue desapareciendo en los siguientes dias pudimos descubrir que el cielo que teniamos encima era espectacular. Se veian todas las constelaciones y la Vía Láctea, como cuando eramos niños. La contaminación luminica no ha llegado todavía a lugares tan remotos como éste. Tumbarte en la arena mirando al cielo fue otro gran descubrimiento. 

La marea subía y bajaba dos veces al día por lo que cuando bajaba tenias unos ciento cincuenta metros de playa blanca. No había demasiados kiters en la zona, a lo sumo al dia eramos diez u once con una extensión de playa a lo largo de siete u ocho kilómetros en nuestra zona, asi que imaginaros si es un lugar virgen. Cerca de nuestro alojamiento, a un kilómetro, habia una escuela de kitesurf IKO y como mucho tenían dos o tres alumnos al día y no todos los días.... Alquilaban material de kite. 

Nos repartimos tareas para la compra de comida ya que disponiamos de un cocinero local que nos preparaba exquisitos platos (desayuno, comida y cena). Ibamos a comprar en un Tuck-Tuck, como lo llaman allí o un motocarro tuneado como lo llamamos aquí que por tres euros te llevaba al supermercado, a unos cinco kilómetros de donde estabamos. Se espebaba en la puerta a que hicieras la compra y nos devolvia a nuestro campamento base. Era otra cosa divertida que añadir a nuestra plácida vida de playa y kite. 

  

Tambien, por las mañanas, nos visitaba un frutero en bici, un Fruit Man, al que le comprabamos sandias, mangos, lechugas, tomates... y un pescatero o Fisher Man, al que le comprabamos, langostas, pulpo, pez rey, calamar, pez loro..., todo ello muy económico, saliamos a seis-ocho euros por dia y persona, y que Abdalá, nuestro cocinero, al que le cogimos mucho cariño, nos cocinaba. 

Los tres últimos días de nuestro viaje contratamos un safari por el Parque Nacional de Tsavo Est y fue otra gran experiencia. Vimos de todo: muchos elefantes, guepardos, jirafas, hipopótamos, cocodrilos, leones, búfalos, Mamba Negra -la serpiente mas venenosa del mundo- y la crema fue una escena de caza de tres leonas y un búfalo, increíble. 

  

Os recomiendo que si lo haceis contrateis los dos días. Tres es demasiada paliza, el hotel Satao Camp, un lujo en mitad de la sabana: estás desayunando y a cincuenta metros tienes las jirafas, gacelas, elefantes, monos, ... y sin vallas ni barreras, en total contacto con los animales, una maravilla para cumplir vuestros sueños. 

  

No hay peligro ninguno, disponiamos las veinticuatro horas de un guardia de seguridad local que vigilaba el recinto, pero además la gente de allí es muy amable y respetuosa: todo el día estan saludándote con una sonrisa "Yambo, Yambo", y te ofrecen excursiones y langostas, si no les haces mucho caso te dejan tranquilo. Por la playa pasean Masais que te quieren vender sus escudos y lanzas de caza, asi como pulseras; Camellos y no me refiero a los que venden droga, jajaja. 

Los niños vienen a la playa a bañarse y le gusta ver las cometas, viven en la pobreza y para ellos es nuevo. Nos llevamos cien euros en regalos que compramos en un chino: lápices de colores, sacapuntas, libretas, juguetes varios... y no os imaginais como lo agradecen con una sonrisa. Es algo que nunca podré olvidar, sus sonrisas. No lleveis golosinas, no tienen dinero para dentista. 

  

  

 

  

  

  

  

  

  

  

  

  

  

  

  

  

  

  

  

  

  

  

  

  

  

  

  

El viaje lo contratamos con Viajes Kitesurf: nos organizaron los vuelos, los tranfers, el bungalow, el cocinero y la limpiadora del mismo, asi como el safari. Un diez a Eduardo que nos lo gestionó todo muy bien y estuvo muy atento y pendiente hasta el ultimo momento. Tambien el manager del Bungalow se portó estupendamente, Hugo. Con él contratamos WIFI por tres euros al dia una hora de conexión. Aunque he de decir que la conexión a internet no es lo mejor que tienen, pero eso como que da igual. 

Espero os guste mi relato y que comprobeis por vosotros mismos si es como os digo!! 

  

Un abrazo!! 

>>

DIANI BEACH:

KENIA

 
VER DESTINO >> COMPARTIR
 

KENYA ENAMORA, EL SPOT INMEJORABLE Y SUS GENTES TAMBIÉN.

EL DÍA QUE MÁS COMETAS ESTUVIMOS NO SUMABAN MÁS DE 8



>>>>EDUARDO. MADRID/

AGOSTO 2011

DIANI BEACH:
KENIA

Nada más llegar ya nos impresionó que Kenya es árabe y esto es un contraste importante, solo atravesar la ciudad para salir del aeropuerto con dirección a Diani, ya es un absoluto caos, es una mezcla sorprendente un país del sur de África y además árabe, es sorprendente de todas todas. 

  

 

El alojamiento en el que estuvimos era muy sencillo pero tenía bastante encanto, a mi novia le gustó mucho. Estaba situado en la misma playa y salía con el arnés y la licra puesta desde la habitación, unos metros de arena de playa y estaba navegando. Ella mientras al sol en las tumbonas del hotelillo y debajo de las palmeras, muy cómoda para los días que decidió no navegar y así estábamos los 2 haciendo lo que más nos gustaba, yo kite y ella leer. 

  

  

La comida bastante normalita, pero bueno es lo que tiene salir de casa. 

  

  

Nos movimos por toda la zona con total tranquilidad y seguridad y eso que lo hacíamos en los Matatus, que son el vehículo público local para ir de un sitio a otro, cuestan al cambio igual 20 céntimos de euros y suelen ir a reventar, pues aquí no hay número máximo de personas, mientras el coche ande ahí caben más personas. 

  

 

Luego un día nos fuimos con la gente de allí a Kunzi Island, un sitio situado hacia Tanzania y a unos 45 mins. en 4x4 para llegar a una zona de manglares y ahí subir a una especie de lancha donde nos llevaron a unos bancos de arena que en marea baja salen al descubierto y donde pasamos todo un día navegando, espectacular, viento superconstante y agua por la cintura, así que a disfrutar a muerte de un sitio único. 

  

Los 2 días que nos fuímos de safari fueron bastante buenos, vimos de todo excepto leones, que parece que se habían escondido, ni rastro de ellos y los buscamos por todas partes con nuestro guía, el cual se esforzaba a tope pues en eso va su propina, el logde en el que dormimos nos gustó mucho, pero como llegamos tarde y salimos temprano no lo disfrutamos tanto como nos hubiera gustado. Si más adelante volvemos, posiblemente hagamos un safari más largo. 

>>

DIANI BEACH:

KENIA

 
VER DESTINO >> COMPARTIR
 

EL VIENTO QUE ENTRA EN DIANI BEACH SUELE SER CONSTANTE

SOBRE LAS 15.00 SUELE SUBIR A 16-22 NUDOS DE VIENTO CÁLIDO DEL NOROESTE DENTRO DEL ARRECIFE



>>>>EL PELA. MURCIA/

MARZO 2011

DIANI BEACH:
KENIA

Es un viaje muy atractivo. 

La moneda nacional es el chelin keniano pero esta muy depreciada y aceptan cualquier otra moneda preferiblemente euro y dólar. El cambio varía diariamente pero aproximadamente podría ser: 

1€ = 109 ks 

1$ = 80 ks 

La playa de Diani Beach tiene 6 km de playa con muchos hoteles y resort. La mayoría de personas contratan todo incluido en estos resort y es aconsejable. La zona es bastante segura pero hay mucha pobreza y si les das un mínimo de confianza, con un saludo, respondiendo a alguna pregunta de ¿Cómo estas? O algo similar.. los locales te agobian para intentar venderte souvenirs o actividades típicas de Kenia: Safari, pesca, Dolphin, Snorkeling.. si te interesan puedes elegir y negociar. Es muy típico el regateo, ellos siempre se prueban muy por lo alto siempre. 

El idioma nacional es el swahili africano y cuentan con más de cuarenta y ocho dialectos, el más conocido en la zona de Diani es el Digo. El usado más común es el inglés. También pueden hablar Frances, Italiano y Alemán pero seguro siempre el inglés. 

  

La reserva natural mas cercana a Diani para hacer un safari es parque llamado Simba pero ahí no hay leones. Es mejor el safari en el Parque Nacional Tsavo, un parque que consta de 13.747 km y puedes elegir visitarlo en un día, dos o más..Contratar este safari cuesta unos 115 € por persona para un día. A nosotros nos recogieron en el hotel a las 5 de la mañana aproximadamente y con unas dos horas de trayecto te llevan al parque donde tienes visibilidad por la parte superior del vehiculo y por las ventanas pero no puedes bajar. Vamos por un camino donde los guías van comunicándose por radio para informarse y puedes encontrar los animales en su hábitat, nosotros tuvimos la suerte de poder hacer un safari de un día y ver muchos elefantes (el parque tiene unos 800 aproximadamente), gacelas, antílopes, cebras, jirafas, búfalos, monos, leones, distintas aves, un gato gigante autóctono de la zona, varios reptiles y realmente es impresionante. El safari que contratas te incluye el almuerzo en un lodge o refugio dentro del parque donde puedes elegir tu comida en un amplio buffet y al mismo tiempo que estas comiendo estas viendo las aves y algunos animales pasar.. 

  

Para navegar: El agua pertenece al Océano Indico y está caliente por lo que no es necesario llevar traje, el viento que entra en Diani Beach suele ser constante, por las mañanas hay unos 10 nudos y sobre las 15.00 suele subir a 16-22 nudos de viento calido del noroeste dentro del arrecife, si te alojas en un resort la playa esta constantemente vigilada y aunque los locales están paseando y acechando para vender u ofrecer souvenirs, bebidas..a las personas no se pueden acercar y ni siquiera intentan coger nada, puedes dejar tus cosas (cámara, dinero, camiseta…etc) tranquilamente que nadie las va a tocar. 

Hay que llevar cuidado con los arrecifes con la marea baja aunque son el lugar perfecto para coger olas con la marea alta. La marea baja y sube cada día. En la playa la gente utiliza escarpines o sandalias para pasear y que no les pinche ningún animalito (erizos) del agua pero si no los llevas, con cuidado, no pasa nada. Cuando la marea esta baja puedes llegar incluso paseando hasta los arrecifes y apreciar la vida y belleza que hay en ellos de cerca. 

El sol es muy fuerte todo el día, por lo que es necesaria la protección solar. Hace mucho calor con una media de 31º por el día y 26/28º con una agradable brisa por la noche. 

Amanece sobre las 6.30 y anochece sobre las 18.30 

Aconsejamos protegerse de mosquitos y hormigas sobre todo al atardecer pero en la costa el riesgo de contraer enfermedades a través de picaduras es menor. 

En los refugios del safari y en los resort puedes encontrar monos que atraen la curiosidad de los turistas y a los que esta prohibido por la ley ofrecer comida. 

También hay durante el día un ave que es un pájaro muy oscuro que recuerda al cuervo y que también busca comida entre los turistas. 

  

El agua hay que beberla siempre embotellada. 

Hay varios centros comerciales en Diani Beach, donde puedes encontrar supermercado, ciber, restaurantes, bancos, souvenirs, contratación de actividades.. 

El precio no es muy barato por ser zona turística, pero en comparación con los precios de los resort disminuye bastante..por ejemplo, Internet se triplica en el resort, los bronceadores se duplican en el resort, el agua, snacks, masajes etc.. 

  

Documentación: es obligatorio tener el pasaporte en regla con seis meses de validez como mínimo y un visado que se adquiere en el aeropuerto de Nairobi y que cuesta 20 € por persona y cumplimentando una hoja de solicitud donde indicas toda la información del viaje (destino, fechas, alojamiento y datos personales). 

  

Sanidad: nosotros hemos consultado en Sanidad Exterior sobre las enfermedades y riesgos del país con una doctora y aunque no es obligatorio, si aconsejable y nos hemos vacunado contra la fiebre amarilla, hepatitis A (alimentaria) y si es necesario hay que vacunarse de la triple vírica (si no has pasado el sarampión, rubéola..) porque son enfermedades comunes en el país. Para las vacunas te informan de los posibles riesgos pero en nuestro caso no hemos sufrido ningún efecto secundario y hemos estado sin cambios en todo momento. Además tomamos un tratamiento con unas pastillas para prevenir la malaria que te expiden en sanidad para que tu medico de cabecera te lo pueda recetar (disminuyendo el importe a pagar a tan solo 2 € por caja) y que aquí hemos visto que todo el mundo lleva. 

Las propinas son habituales debido al desarrollo turístico. En los restaurantes solíamos dejar unos 100 ks (aprox.1€) a los camareros en la playa 200 ks (aprox.2€) 

Los enchufes son de tres clavijas planas para 220 v , tipo británico. 

Con la telefonía móvil no hay problema porque hay bastante cobertura, ya seas movistar, yoigo u orange. 

En Diani la diferencia horaria es de +2horas. 

  

Nosotros hemos viajado con la compañía KLM y en Madrid nos hicieron pagar 300 € por las dimensiones de la maleta (equipaje especial) donde llevábamos la tabla que superaba 107 cm y aunque no sobrepasábamos los kilos, pues te dejan llevar 2 maletas de 23 kilos por persona, pero si alguna maleta excede 107 cm te cobran 300 €. 

  

www.elpela.es  

>>

DIANI BEACH:

KENIA

 
VER DESTINO >> COMPARTIR
 

TIENES TODA LA PLAYA PARA TI SOLO /...DEL BUNGALOW A LA TABLA DE KITE DIRECTAMENTE. EL AGUA PLATO Y EL VIENTO ENTRA MUY CONSTANTE

TODOS LOS DÍAS EL FISHERMAN VENÍA A CASA Y LE COMPRÁBAMOS EL PESCADO FRESCO PARA QUE, POR LA NOCHE, NOS LO HICIERAN A LA BARBACOA....



>>>>PABLO. GRANADA/

AGOSTO 2010

DIANI BEACH:
KENIA

Muy muy difícil de superar este viaje. Para empezar el alojamiento en Kusini es espectacular. Los bungalows están totalmente equipados, disfrutas de intimidad ya que están separados de tal forma que nadie ve ni molesta a nadie. Y justo enfrente tienes la zona de piscina y bajando unas escaleritas llegas a la playa inmensa. Es una zona tranquila, alejada de la zona de hoteles, rodeado de villas particulares. Muy cerca hay escuelas de buceo, puedes disfrutar de paseos increibles por la playa, irte a pescar con los locales o practicar con los kayak que están a tu disposición cuando quieras. El Kusini es de unos españoles, que nos dieron un trato exquisíto, nos hicieron sentir como en casa. Siempre te entiendes mucho mejor con alguien de tu país. Nosotros nos alojamos de la siguiente manera y es la que recomiendo: Tienes un cocinero y un camarero para ti solo, nosotros hacíamos la compra semanal y ellos se encargan de todo. El servicio es como de un hotel de super lujo y no estoy exagerando. Sólo tienes que preocuparte de disfrutar. Además todos los días el fisherman venía a casa y le comprábamos el pescado fresco para que por la noche nos lo hicieran a la barbacoa. Langostas, cangrejos, gambas, etc... todo recién pescado y fresco. Hasta tuvimos suerte de probar tiburón recién sacado del mar. 

  

Con respecto al spot para practicar kite, que es a lo que vamos, lo hemos disfrutado a tope. Cerca del alojamiento había dos escuelas. 

  

Nosotros íbamos por libre y tienes la playa para ti solo. No necesitas ni coche ni nada por el estilo, del bungalow a navegar directamente.El agua plato y el viento entra muy constante. Las mareas cambian mucho de alta a baja. Es aconsejable navegar con marea baja. Es un sitio ideal para aprender por la amplitud de la playa, la calidad del viento, el agua plana y sobre todo ninguna aglomeración de gente. 

  

Y para terminar hicimos el safari. Una experiencia que no se debe uno perder estando en Kenia. Los parques están muy bien cuidados, disfrutas de la naturaleza más pura, y por supuesto ves todo tipo de animales. Los hoteles están dentro de los parques y están muy bien. En fin, las cosas hay que vivírlas, por mucho que te cuenten...mi experiencia ha sido inolvidable y lo recomiendo a todo el mundo. 

>>

DIANI BEACH:

KENIA

 
VER DESTINO >> COMPARTIR